Categorías
Derecho Penal Paz

Paz y Derecho penal, una aparente contradicción

La expresión contrato social se utiliza por igual en filosofía, ciencia política y sociología para aludir al acuerdo —real o hipotético— realizado por los integrantes de un grupo, como por ejemplo el que se realiza al conformar un Estado en relación a los derechos y deberes del estado y de sus ciudadanos.

Se parte de la idea de que todos los miembros del grupo están de acuerdo por voluntad propia en admitir la existencia de una autoridad, de unas normas morales y leyes a las que se someten.

A Jean-Jacques Rousseau se le atribuye la paternidad de esta teoría cuya esencia es la siguiente: para vivir en sociedad, los seres humanos acuerdan un contrato social implícito, que les otorga ciertos derechos a cambio de abandonar la libertad de la que dispondrían en estado de naturaleza.

Los derechos y deberes de las personas se alzan como las cláusulas del contrato social; el Estado se crea con la misión de hacer cumplir el contrato.

El pacto social es una hipótesis explicativa de la autoridad política y del orden social.

Como teoría política, explica, entre otras cosas, el origen y propósito del Estado y de los derechos humanos.

Desde el punto de vista del orden social, el contrato social persigue la convivencia pacífica, es decir, del conjunto de reglas y pautas de conducta que rigen dicha convivencia. El mantenimiento de ese orden social precisa, a su vez, de una serie de mecanismos dirigidos a promover y garantizar que el comportamiento de los individuos sea respetuoso con los contenidos del orden social acordado: (a) el definitorial, por una parte, que implica la delimitación de los comportamiento inaceptables, bien sean desviados o criminales; y, (b), por la otra parte, el operacional, que comprende el conjunto de instituciones, estrategias y sanciones dirigidas a detectar, manejar y/o suprimir tales comportamientos. 

El Derecho penal refleja el contenido y modelo del control social adoptado, es decir, el fundamento del Derecho penal es el contrato social y el fin del Derecho penal la protección de esa Paz o convivencia social pacífica en la que cada uno de sus miembros busca su realización personal.

Por Profesor Doctor P.H. Óscar Daniel Franco Conforti

Derecho y tecnologías para la Paz

Una respuesta a «Paz y Derecho penal, una aparente contradicción»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *